=) fOollOow... mE!

sábado, enero 12

Mientras tanto...

Te soñé, entre la madrugada de hoy y la noche de ayer, sí... eso no sucede mucho en mí, lo de recordar los sueños, ¿te acuerdas? siempre decía que no soñaba, y tu insistías en que se sueña pero por la prisa del amanecer no se da uno el tiempo para recordar el mientras dormía. El punto es ese.
Paseábamos en tu auto, que era aún más rojo que en vivo, recorrímos calles de costumbre, hicimos unas compras con fin alguno que no recuerdo, pero entre eso había dos barras de queso y una lata de duraznos en almíbar -ya sé, no te gustan las cosas enlatadas y sin embargo, iban dentro de la bolsa a lado de mis pies con botas-, seguimos un recorrido cualquiera, de repente aparecía yo manejando y luego tu... llegamos a un lugar encantado y lo llamo así porque era mágicamente hermoso, entraste con el auto sobre una acera radiante y yo me sorprendía por lo que veía (tenías ese vicio por llevarme a lugares que me mantenían con los ojos abiertos y con la sonrisa de oreja a oreja) y así lo viví, manejaste un par de minutos y cruzamos un puente, te estacionaste sobre unas piedras por las que pasaba un río y hasta siento el momento... me acuerdo que voltee a verte y de fondo tenías unos sauces enormes y otros tantos árboles de mil colores, se pintaba el atardecer y revoloteaban mariposas (¡Sí, mariposas!), no sé que canción sonaba, pero era parte del instante, te dije unos versos raros tan míos que sonaron tan cursi que no tuviste más remedio que besarme.
Hoy te pienso así, quién sabe a juzgar por esto, lo que digan quienes interpretan los sueños, yo creo que te extraño (completo) y que no estoy hecha para las despedidas... es todo.

5 comentarios:

Sasha dijo...

nadie está preparado nunca para decir 'adiós'.

Nefer Munguia dijo...

Exacto, nadie está preparado para las despedidas porque duelen y son feas, saludos!

David Criado dijo...

los miedos están presentes en los sueños al tratar tan fuerte de esconderlos.

Saludos.

Francesca Alfaro dijo...

Cuesta las despedidas, pero dicen que uno así crece como persona (:

Javier dijo...

muy bonito.. las despedidas no son faciles y siempre mas de alguien llora..