Mareo

Es como si cargara un armario gigante a mis espaldas lleno de cosas que tengo por decirte, todo eso que callo o que no me dio tiempo a hablarte. Cosas que no soy capaz de hacerte saber. Tengo un te quiero que no sé pronunciar, llamaradas en los mofletes y un sinfín de momentos que quisiera convidar-te. Tengo noches en vela pensando en ti y amaneceres que destiñen. Una brisa que me canta una canción que no entiendo y tu nombre escrito por todas las partes de mi cuerpo. Siento que algún día mi garganta explotará y el mundo quedará bañado de conversaciones que nunca he tenido, de besos en los párpados y de caricias amargas que recuerdo no haber sentido.





Qué ganas de decírtelo de frente...




y quiero que vengas conmigo a cualquier otra parte.
Ver que no sabes decir que no, que ...
tengo dos mil razones para olvidarme de todo
y no pensar más que en tu voz.


Tienes la retórica en las pestañas.
Que sin pedírmelo puedo hacerte un mundo
del color que prefieras.








"El sístole, sin diástole, ni dueño"

Comentarios

kate dijo…
El latido sin un corazón en movimiento...

dícelo de frenteeee!!

Entradas populares