=) fOollOow... mE!

viernes, agosto 21

Estelar

-Sigues hablando igual.
-Igual, ¿cómo?
-Igual, así... Exactamente igual.
-Mmmm... Ah! Ok jajajaja
(...)

-¿Estás sonriendo?
- No.
-Sí, claro que sonríes.
-¿Por qué dices?
-Porque puedo ver su brillo desde aquí,

siempre tan tuyo.
(...)


...Sí, Ella sonreía. Es ésa su forma de vivir, ésa que le conoció siempre. Pero escucharle a Él hacía que en segundos se inventara la sonrisa más grande de la noche.

Intentaba disimular/
Pero el corazón de taquicardia parecía explotar./
(No precisamente ayer.)


♪♫
Sofocado por el sueño y la presión
busco un cuerpo para amar,
la distancia va perdiendo su espesor,
pronta entrega por favor ♪♫

13 comentarios:

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Ayyyyyyyyyyyyyy que bonito este me gustó, principalmente el diálogo con el que inicia...

Un abrazo amiga, cuidate mucho, besos y feliz fin de semana.

Franelì dijo...

que no disimule, que no disimule nada

Isady dijo...

Se sonrie con taquicardia, y se sonrie a desmedidas..

Un gran saludo..
Chau¡¡¡

aLba * dijo...

la sonrisa mas magnetica del mundo.. :)

DIAVOLO dijo...

Añoraba esa sonrisa capaz de despejar la más espesa niebla...

Besos cariñosísimos, querida Ro.

Anaïs dijo...

Esas sonrisas son las mejores, sin ninguna duda.
Un beso.

Proyecto de Escritora dijo...

no hay nada mejor que una buena sonrisa :)

Besos!!

David Lepe dijo...

Que loquera tan interesante.

Anelita dijo...

Ahw
AHw I love it!
Me encantó
me encactó
mega lindo y más lo de que puede ver el brillo,
está realmente hermoso.

Kiss
CiaO!

bixen dijo...

Todo fue maravilla de armonías
en el gesto inicial que se nos daba
entre impulsos celestes y telúricos
desde el fondo de amor de nuestras almas.

Hasta el aire espigóse en levedades
cuando caí rendida en tu mirada;
y una palabra, aún virgen en mi vida,
me golpeó el corazón, y se hizo llama
en el río de emoción que recibía,
y en la flor de ilusión que te entregaba.

Un connubio de nuevas sensaciones
elevaron en luz mi madrugada.
Suaves olas me alzaron la conciencia
hasta la playa azul de tu mañana,
y la carne fue haciéndose silueta
a la vista de mi alma libertada.

Como un grito integral, suave y profundo
estalló de mis labios la palabra;
Nunca tuvo mi boca mas sonrisas,
ni hubo nunca más vuelo en mi garganta!

En mi suave palabra, enternecida,
me hice toda en tu vida y en tu alma;
y fui grito impensado atravesando
las paredes del tiempo que me ataba;
y fui brote espontáneo del instante;
y fui estrella en tus brazos derramada.

Me di toda, y fundiéndome por siempre
en la armonía sensual que tú me dabas;
y la rosa emotiva que se abría
en el tallo verbal de mi palabra,
uno a uno fue dándote sus pétalos,
mientras nuestros instintos se besaban.

(Julia de Burgos)

P.D.: Siento haberte ocupado tanto espacio, pero he sido incapaz de abreviar el poema. Quitar un solo párrafo dejaría manco a los otros cinco; al igual que mi 'post data' para con los seis.

•Eveelyn dijo...

Sonríe, sonríe, sonríe.
hace tan bien!

Anónimo dijo...

Úmmmm... Bixen.. me gusta..

antonella puntocom dijo...

Disimular corazones en taquicardia. Como mola.