=) fOollOow... mE!

domingo, septiembre 20

AD.

Nunca es tarde para mandarte mi fuerza,
(yo no sé por qué demonios el blog me impedia actualizar esto
que permanecía como borrador).


Te lo dije como comentario...
Una vez le regale a un amigo un cuento muy bonito, desearía tener conmigo ejemplares del mismo y enviarlo a personas especiales que lo necesitan -como tú ahora-, no cambiaría lo que estás pasando, pero sé que al menos llorarías con un poco de tranquilidad.




Se llamaba la historia de la mariposa...


Era un niño con su abuelo, pregúntandole si no extrañaba a la abuela que ya se había ido y los había dejado solos, el abuelo le dijo que no, porque él la sentia... en vida podía verle y hablarle, pero nada comparado a sentirla, era distinto claro, hablar de la palabra "verdad" lograba disminuirle los rasgos.


Pero él, la sentía ahí, como si nunca se hubiese ido. Sabia que le acompañaba a todos lados como siempre, al mercado o cuando leía el periodico, cuando regaba las plantas (ahora cumpliendo las tareas que eran de ella) pero sabía que compartían el mismo tiempo, de otra manera.
Sabía que le tenía ahí, de alguna forma, expresándose con el brillo del sol o con la fuerza de la lluvia, simulando un abrazo...

Ése día al nieto le creció la sonrisa, porque sabía que eran verdad todas las palabras del abuelo, él nunca sabía mentirle.
Acompañó al abuelo al jardín y se acercó una mariposa a él y entendío entonces, que tal vez era su abuela tomando prestado el cuerpo de aquél insecto, para entonces sentirle más real.

Entendía que de alguna manera estarían juntos para siempre, como lo habían pometido desde un principio. Para no saber necesitarle, porque siempre siempre estaría ahí.




¡¡Ánimo Ana Banana!!
Yo sé, que no puedo darte un abrazo pero estoy contigo cruzando el charco y dándote mi sonrisa por si a ti te falta.
:) alegrate, que tu yaya está tranqui viéndote desde arriba,
a un lado de ti, en el fondo de tu corazón...
¡¡te quiero mucho bonita!!
Échale ganitas preciosa
Quédate con todo lo pasado
y con lo que aún te falta por contarle::

11 comentarios:

Reina Cotilla dijo...

Bú!

http://reina-cotilla.blogspot.com/

gatoreloaded dijo...

Rayos! una pérdida? u_u

DIAVOLO dijo...

Anita, cielo... arriba el ánimo. Estamos contigo.

Mil besos para Ana. Mil besos para Rocío.

Camaleona dijo...

Espero que a Ana le haya llegado al menos un poco de tu fuerza... en el paquete añado un fuerte abrazo para Ana.
Y otro para mi querida y generosa Ro.

Ana-Banana dijo...

Oh Dios Mío...
No sé que decir.
Por un lado me entristece la razón de tus ánimos pero por otro, me alegra el corazón con una rapidez impresionante.

Tu cuento me ha encantado, y , como tú dices... lloro con más tranquilidad. Ayer terminé de leer la historia y justo una mariposa se posó justo en el saliente de mi ventana. Casualidad, dirían muchos... pero para mí, y para ti, seguro que es algo más.

Eres lo más grande que tengo al otro lado del charco sabes? =)




Te digo otra vez GRACIIIIIIIIIIIIIAS! Y mil abrazos diferentes para usted mi niñaaa ^^

Looovin' youu!

galicia maravillas dijo...

una historia muy linda... me recuerda a la mariposa azul, una película que te hace ver a las mariposas de otra forma :)
feliz semana!!

Helena dijo...

¡¡¡Ánimo!!!
Precioso escrito :)

aLba * dijo...

:) genial..

Dara Scully dijo...

Claro que están cerquita, sonriendo. Solo tenemos que cerrar los ojos y apretarlos mucho para poder sentirlos.


miau
para ti
y otro para
ana :)

Jean Hakunna Matatta dijo...

Hechizos para aliviar el dolor....

sin duda Ana se sentira mejor
que bueno que tenga amigas como tu

y ana: La marea bajara, y veras que los recuerdos aun siguen por al mañana, en la arena, y cada vez que camines por la bahia, veras a tu lado otro par de huellas

Saludos!!!!

Vannezitha dijo...

A cualquiera le animaria esta historia, que suerte tiene...

Nos seguiremos viendo
jeje