=) fOollOow... mE!

lunes, septiembre 21

Bah!

En el kilómetro 1 de la carretera de mi cerebro está tu recuerdo.
Y en el 2, el 3, 4, 5, 6…




Y sólo trato de decirte que te estoy buscando, que me paro en tus caminos y miro dos veces hacia atrás cada vez que sopla viento a favor. Trato de leer el cigarro incluso el café, pero de ti no me dicen nada. El otro día al consultar el horóscopo pensé que era imbécil, pero seguí leyendo...
(—) y no somos compatibles.


Y le quiero tanto tanto
que ni la astrología importa.

15 comentarios:

Vannezitha dijo...

Exacto!!
No dejes que la astrologia, lo arruine, que nada lo arruine.

Esta genial tu blog...

Franelì dijo...

al parecer tiene prisa por estrenar su corazón

DIAVOLO dijo...

Importa lo que tú sientes... eso importa de verdad.

Besos desde la lejanía.

Luis dijo...

que llinda frase final...me gustá

Helena dijo...

¡Precioso!
Cada vez me gusta más como escribes :)
¡Muy buen post!

Mayra ♥ dijo...

:)

La chica que soñaba con la luna dijo...

No lo busques. Si el quiere te va a encontrar. Y un día oí que los amores verdaderos siempre vuelven.

Darthpitufina dijo...

Reconozco esa sensación, buscarle sin siquiera proponértelo entre las personas que caminan por la calle, encontrar una pequeña señal que te recuerda a él, encontrarte de pronto con una canción que te dedicó...

Como dijo La chica que soñaba con la luna, si es amor verdadero, volverá.
El mío, regresó...
Una sonrisa.

Quijo dijo...

Ayyy como me veo reflejada en lo que dices.... a veces no hay horóscopos que nos saquen del naufragio..

scherezada dijo...

me ha pasado.... por dEos que me ha pasado...

KUBAN dijo...

El que busca siempre encuentra. Un abrazo.

Camaleona dijo...

Mi niña, qué te pasa que ni sonríes...

A la astrología que le den morcillas.

::: el F ::::: dijo...

Lindo Roo. Lindo!!!!

Suzy Lee dijo...

ohh :D
rifado!
:D!!!

bixen dijo...

Los antiguos marineros siempre habían de mear a sotavento en vez de barlovento, pero babor o estribor dependía del viento. Siempre se mojaban, aunque su elección y las olas; hacía que fuese más o menos.
El caso es que sus demás compañeros en vez de reprocharle su mal olor, se reían de él, por novato y pendejo.
Los astros son como el viento, una referencia para realizar lo que tú deseas (o necesites).