Nueve treinta pé éme

Me has rozado el corazón de nuevo.
Te busqué en las escaleras de siempre, hablamos de lo mismo y de nada... me observaste débil por primera vez.
Y vimos que el tiempo se ha pasado rápido.

Ahora después de verte, estoy con la sonrisa de siempre.
Esa que no sólo expongo en sueños y metáforas viajantes, es esa que me sale cuando pienso en ti.
Ven. Tropiezate conmigo y aprende a aferrarte otra vez a mis abrazos.

Quisiera que no me soltaras nunca, robarte tiempo, silencios, sonrisas y
más de un beso.





[...y bajo tus pestañas
ver que el mundo entero se organiza]

Comentarios

Helena dijo…
Me encanta quedarme con la sonrisa tonta todo el día :)
ALBA dijo…
Ven. Tropiezate conmigo y así agarrarme a tus caderas para no soltarte nunca.
Siempre con la sonrisa tonta entre los labios.
:D
upsss! tropezón!!! jejeje :) un biquiño!! y muy muy feliz fin de semana :D
DosBichos dijo…
Tropiézate conmigo, sisi :)
Jaja. Me encanta tu blog, irradia energía. Lo juro.

Te seguimos.

P.
Bren. dijo…
Que lindo!
El amor hace que pongamos una sonrisa gigante y que veamos todo color de rosa..

Un beso.
Lindo blog :D
Javier dijo…
me rozaste el corazon...
♣♠♣ ♪
=)
Un besote rOo!!! feliz finde :D y muchas gracias por tu visita :)

Entradas populares